LUGARES TURÍSTICOS DE ESPAÑA



España es un país turístico, acudiendo millones de viajeros foráneos todos los años atraídos por sus playas, el abundante patrimonio artístico del país y la variedad de ofertas gastronómicas, además de ser una de las naciones más ricas enpatrimonio cultural del mundo. Actualmente, y según el informe de 2011 de la Organización Mundial del Turismo, España es el cuarto país del mundo en número de turistas extranjeros, con más de 53 millones de turistas anuales en 2010, solo superado por FranciaEstados Unidos de América y China.5
El turismo representa aproximadamente un 10% del Producto interior bruto del país.6 Con respecto a los ingresos del sector por países, España es la segunda nación del mundo, solo superada por Estados Unidos.7 En décadas anteriores se promocionaba casi exclusivamente el turismo de sol y playa, a lo que contribuía, y contribuye, un clima bastante más cálido y soleado que el de otros países europeos. Las temperaturas en verano suelen variar entre los 20 y los 40º y muchas regiones tienen más de 300 días de sol al año, con veranos generalmente secos. Muchas localidades costeras se encuentran repletas de hoteles, restaurantes y edificios de apartamentos al pie de la playa.
El norte de España tiene un clima algo más fresco y húmedo. Muchos españoles y extranjeros se sienten atraídos por elCamino de Santiago o las fiestas de San Fermín. Hay tanto acantilados, como playas tranquilas y apartadas. Esta zona combina turismo rural con grandes arenales con buenos climas en verano como en las Rías Bajas gallegas. La principal causa del turismo en el norte del país es la belleza de la zona (geografía, rias gallegas; costa cantábrica; Picos de Europa, etc) y la variada y rica gastronomía.
La gastronomía española es amplia y variada, con platos tan típicos como la paella, el cocido madrileño, la fabada, el jamón ibérico, el marisco o el pescado. El aceite de oliva, del que España es el primer país productor, se emplea en una gran variedad de platos, y es muy apreciado en otros países.

En los últimos años ha crecido el interés por el turismo cultural en España.
El turismo es un fenómeno relativamente reciente, que empieza a adquirir trascendencia entre finales del Siglo XIX y principios del XX. Se trata de un turismo profundamente elitista, de naturaleza mayoritariamente cultural y al que sólo puede acceder una pequeña minoría perteneciente a la clase más acomodada.
El turismo en España recibiría los primeros impulsos estatales durante el reinado de Alfonso XIII. En 1905 se crearía la Comisión Nacional del Turismo, dependiente del Ministerio de Fomento, y dedicada a la promoción turística en general, así como a la coordinación de las medidas turísticas adoptadas por las provincias y los municipios. En esta etapa se abriría la primera oficina de información turística española, y nacería el Grupo Marsans, la primera agencia de viajes de España.
En 1911, la Comisión Nacional del Turismo se convertiría en la Comisaría Regia de Turismo, órgano intensamente personalista y especializado en el turismo cultural de las élites. En esta etapa se lleva a cabo la restauración de diversos monumentos españoles (Jardines del Alcázar de Sevilla o la Casa de El Greco). Así mismo, y pese a la estrechez presupuestaria, se elabora el primer eslogan para la promoción del turismo español (Sunny Spain).
En 1928, se sustituiría la Comisaría Regia de Turismo por el Patronato Nacional de Turismo. Dicho órgano sería un ejemplo de organización y gestión turística moderna que, no obstante, se vería frecuentemente condicionado por criterios políticos poco eficientes desde un punto de vista económico. Durante esta etapa, se produciría la Exposición Universal de Barcelona de 1929, así como la Exposición Iberoamericana de Sevilla, del mismo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada