TURISMO DE INGLATERRA



Londres (London en inglés) es la capital de Inglaterra y del Reino Unido. Situada a orillas del río Támesis en el sureste de la isla de Gran Bretaña, su establecimiento se data más de dos milenios atrás, fue fundada alrededor del año 43 por los romanos con el nombre de Londinium. El corazón de la ciudad, la antigua City de Londres, todavía conserva sus límites medievales, pero, al menos, a partir del siglo XIX, el nombre de "Londres" también ha denominado a la metrópoli que ha crecido a su alrededor.1 Actualmente, esta aglomeración conurbana forma la región de Londres de Inglaterra2 y el área administrativa del Gran Londres,3 con su propio alcalde y asamblea.4
En el Gran Londres se encuentran cuatro lugares distinguidos como Patrimonio de la Humanidad: la Torre de Londres; el asentamiento de Greenwich; el Real Jardín Botánico de Kew; y el lugar comprendido por el Palacio de Westminster,Abadía de Westminster y la Iglesia de Santa Margarita.5
La población de Londres está formada por un amplio número de etnias, culturas, y religiones, además en la ciudad se hablan más de 300 lenguas. En 2007 la población oficial era de 7.512.400 en el área del Gran Londres. El Área Urbana del Gran Londres tiene una población de 8.278.251 y el área metropolitana, la más grande de la UE, tiene una población estimada de 12 a 14 millones de personas. La red de transporte público, administrada por Transport for London, es una de las más extensas del mundo, y el Aeropuerto Heathrow es el aeropuerto con mayor tráfico internacional por volumen de pasajeros de Europa.
La etimología de Londres sigue siendo un misterio hoy en día. La primera explicación etimológica se puede atribuir aGeoffrey of Monmouth, de su libro Historia Regum Britanniae. En él, se describe el nombre como originario del Rey Lud, quien supuestamente había tomado la ciudad y la había llamado Kaerlud.6 A partir de este nombre, la palabra fue transformándose hasta Kaerludein y, finalmente en London. Otras teorías, explican que el nombre podría haber derivado del idioma galés o británico o del anglosajón e incluso hebreo.7
Si bien hay indicios de asentamientos britanos dispersos por la zona, el primer gran asentamiento fue fundado por los romanos en el año 43 bajo el nombre de Londinium, tras la conquista romana de Bretaña.8 Este asentamiento duró sólo diecisiete años. Alrededor del año 61, la tribu Iceni, dirigida por la Reina Boudica asaltó el asentamiento destruyéndolo completamente.9 El siguiente plan para reconstruir la ciudad prosperó y llegó a sustituir a Colchester como la capital de la provincia romana de Britania en el año 100. En su apogeo durante el siglo II, el Londres romano tenía una población aproximada de 60.000 habitantes.
Hacia el año 600, los anglosajones habían creado un nuevo asentamiento llamado Lundenwic, aproximadamente 900 metros aguas arriba de la antigua ciudad romana, en torno a lo que ahora es el Covent Garden.10 Es probable que hubiese un puerto en la desembocadura del río Fleet para fomentar la pesca y el comercio. Este comercio creció hasta que la ciudad fue tomada por los vikingos y obligada a trasladarse de nuevo a la ubicación de la Londinium romana, para utilizar sus muros como protección.11 Los ataques vikingos siguieron aumentando por el resto del sureste de Inglaterra hasta 886, cuando Alfredo el Grande reconquistó Londres y acordó la paz con el líder danés, Guthrum.12 La ciudad sajona Lundenwic se convirtió en Ealdwic ('ciudad vieja'), un nombre que sobrevive hoy en día como Aldwych, que se encuentra en la moderna Ciudad de Westminster.
En el período Medieval, Londres establece la importancia de la Abadía de Westminster. En esta abadía (no confundir con la Catedral de Westminster) vienen a coronarse todos los reyes de Inglaterra. La residencia de la realeza inglesa fue, hasta el fin del período normando, el castillo fortaleza de la Torre de Londres, donde hoy se custodian las joyas de la Corona. Con el pasar de los años sobre el Londres romano se desarrolló lo que hoy es el distrito financiero (City).
Londres se expandió en todas direcciones, anexando estepas, bosques, pueblos. Desde el siglo XVIII hasta la primera mitad del siglo XX ha sido la capital del Imperio británico.
En el año 1666 un gran incendio destruye gran parte de la Ciudad. La reconstrucción duró diez años y fue obra del gran arquitecto Christopher Wren, quien reedificó muchas de las iglesias destruidas, entre ellas la Catedral de San Pablo, donde hoy reposan los héroes de la nación británica. La ciudad ve una gran aceleración en siglo XVIII y al inicio del siglo XX, cuando Londres era la ciudad más grande del mundo.
La administración local buscó encauzar esta enorme expansión, especialmente para adecuar una infraestructura a la ciudad. Con este objetivo, en 1855 se creó el Metropolitan Board of Works. En el 1889 el MBW quedó obsoleto y en su lugar fue instituido el County of London, gobernado desde la primera asamblea elegida desde toda la Londres "alargada", el London County Council.
En el curso de la Segunda Guerra Mundial, Londres fue bombardeada por la Luftwaffe durante la Batalla de Inglaterra. Esta incursión alemana mató a unos 30.000 londinenses y destruyó varias zonas de la ciudad, reconstruidas en varios estilos arquitectónicos en las décadas sucesivas. La expansión de Londres fue ralentizada a partir del fin de la Segunda Guerra Mundial con anexión de distintos terrenos, unido al cuidado de un anillo verde en torno a la ciudad (Green Belt).
En 1952, el fenómeno habitual de la niebla, más intensa y contaminada con azufre, se cobró unas 12 000 vidas en cuatro días. Las víctimas fueron personas especialmente vulnerables, como aquellas que padecían enfermedades pulmonares y 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada